¿Por qué vegana y feminista?


Shetoldme es más que una marca de moda, supone una forma de vida basada en el respeto por la naturaleza y el medio ambiente. Es una llamada a la responsabilidad colectiva, a la sostenibilidad, a la ética a la hora de consumir. Por eso, consumir conscientemente, igual que producir de una manera responsable, implica pensar en la variedad de cuerpos diversos que quieren sentirse libres y que buscan identificarse con un estilo de vida que tenga en cuenta valores feministas y antiespecistas.

Para que nuestras prendas causen el mínimo impacto al medio ambiente, humano y animal, las telas son fabricadas en España con el sello de control de sustancias nocivas y sin materiales extraídos de animales con certificado OEKO-TEX y aprobada por PETA.

La confección se hace en un pequeño taller de Barcelona, consiguiendo de esta forma controlar la producción y garantizar unas condiciones dignas a las trabajadoras. Si quieres saber más sobre el taller con el que trabajamos, escríbenos a shetoldmeswimwear@gmail.com

Los diseños y patrones los hacemos a mano y lo compaginamos con nuestros trabajos habituales.

Es un proyecto humilde y lleno de ilusión, por eso y siendo conscientes de los recursos económicos de todas nosotras, queremos ofrecer precios bajos dentro de la moda sostenible*, ganar lo justo con cada venta y contribuir a que esta sea cada vez más accesible.

Queremos que todas las mujeres tengan la oportunidad de verse representadas en la moda por ello trabajamos con tallas a medida a partir de la XL y representamos modelos alternativas en nuestras publicaciones y catálogos.

Por una moda ética, Shetoldme